Tell us about…

Please complete your full name.
Please enter your email address.
Please tell us where you live.
Please enter your company name.
Please tell us about your business.
Please select at least 1 category.
Please write a description of the project.
Drop us a line hola@moka.tv

Percepción

Haciendo barato lo caro: jugando con la percepción de precios

Hace unos días publicamos en Twitter un link a Dark Patterns, un sitio que recopila ejemplos de interfaces diseñadas para llevar a los usuarios a realizar acciones que de otra manera quizás no harían:

Hoy queremos introducirnos un poco más en este tema partiendo de un ejemplo fresco y bien cercano: En su sitio, Fibertel ofrece armar «combos», combinando servicios de TV e Internet. Vean la siguiente captura, del combo «Cablevisión Clásico» + «Fibertel 12 Megas»:

fiber1

Según la imagen: ¿Cuál es el precio de este combo?

fiber_detalle

La primera impresión nos lleva a creer que cuesta $237. Pero si leemos bien, en realidad dice que $237 es lo que «ahorramos», por lo que el precio del servicio es en realidad $440.

Los seres humanos percibimos los precios según el contexto en que se nos presentan.

En este ejemplo, podríamos llegar a asumir que el precio es barato, y que el monto indicado corresponde al precio del servicio y no a lo que ahorramos, porque estamos acostumbrados a que así sea. Es muy común en muchos rubros que los precios se presenten en contraste, un precio anterior y uno nuevo o un precio de lista y un precio descontado, por ejemplo. Por esto cuando vemos $237, tendemos a creer que ese es el precio final, no lo que nos descuentan.

Un ejemplo un poco más simple: No es lo mismo decir que un servicio cuesta $365 por año que decir que cuesta $1 por día.

Saber esto nos lleva a cuidar mucho la forma en que comunicamos nuestros precios. Muchas veces las cosas no pasan por su calidad o precio real, sino que depende del marco de referencia con el que nos evalúa nuestro cliente y las alternativas con las que nos compara.