Tell us about…

Please complete your full name.
Please enter your email address.
Please tell us where you live.
Please enter your company name.
Please tell us about your business.
Please select at least 1 category.
Please write a description of the project.
Drop us a line hola@moka.tv

Diseño

Cuando diseñamos mirándonos el ombligo

Ayer nuestro amigo @Collide hizo una pregunta en Twitter y me hizo acordar de una experiencia que tuvimos en Moka hace un tiempo y que nos llevó a replantearnos nuestra forma de trabajar.

El año pasado empezamos a rediseñar un portal de clasificados. Como parte del proyecto, realizamos algunas pruebas de usabilidad con varios portales existentes para ver qué funcionaba bien y qué no, para la audiencia con la que trabajábamos.

Este video muestra una parte de una de esas pruebas, y ejemplifica un problema grave del que los que trabajamos en diseño y desarrollo sufrimos:

Prueba de usabilidad, Sitio de clasificados from Moka on Vimeo.

Como tarea se le pidió al usuario que publique un aviso clasificado utilizando un conjunto de datos que nosotros le dimos. A partir de esta prueba pudimos identificar muchas cuestiones importantes, y otras realmente imprescindibles, sobre cómo navegan y utilizan los usuarios este tipo de sitios.

Dos cosas concretas que podemos extraer del video:

  • Los controles de selección de localidad tienen que ser muy simples de usar.  Y el viejo y buen conjunto de selects encadenados no falla.
  • Los mensajes de error y/o validaciones siempre deben aparecer dentro del área de la pantalla que está observando la persona. En el video se puede ver como el usuario incluso vuelve a enviar el formulario sin saber si se mandó o no. Clara falla según los principios básicos de usabilidad de Nielsen

Uno de los usuarios llegó a decirnos: “No entiendo nada, no puedo con esto”. A continuación, cerró la ventana del navegador.

Estos errores cuestan clientes y dinero.

Los procesos e interfaces que diseñamos pueden llegar a convertirse en grandes obstáculos o grandes facilitadores para quienes los usan, y al tomar decisiones de diseño pensando sólo en lo que a nosotros nos gusta podemos estar afectando negativamente su capacidad para resolver un problema con nuestro diseño.

Necesitamos ser un poco más escépticos, e intentar cuestionar y validar la mayor cantidad de supuestos que podamos, antes de tomar decisiones.

Poder diseñar objetivamente, despegándonos de las preferencias personales, es uno de los desafíos más difíciles para los diseñadores, pero es una de las habilidades que mayor impacto genera en la efectividad de los diseños.